Etiquetas

, , , , , ,

Hieronymous Bosch (1450-1516) produjo algunas de las pinturas más inventivas y fantasiosas que hayan existido. Su visión obsesiva, pesimista y lúgubre tiene sus antecedentes en el mundo gótico de finales de la Edad Media y, aunque la opinión medieval alegórica del mundo ahora se pierde, ha habido muchos intentos recientes de interpretar sus cuadros.

El jardín de las delicias” es, probablemente, su obra más conocida. Demuestra la capacidad deslumbrante del “Bosco”, de crear en un paisaje extraño con “construcciones” orgánicas, una cantidad enorme de personajes humanos, animales y criaturas basadas en exageraciones y distorsiones extrañas. El trabajo completo consiste en cuatro pinturas en una serie de paneles plegables en formato de tríptico; el panel externo (cuando está cerrado) revela el tercer día de la creación en tiempos cuando el mundo aún era plano.

la-creacic3b3n-del-mundo-puertas-exteriores-de-el-jardc3adn-de-las-delicias-el-bosco-reverso

Dentro, “El jardín de las delicias” es flanqueado, a la izquierda por el jardín de Edén y a la derecha por el Infierno.

Jardín de las Delcias, EL Bosco, 1480-1490

Fuera de las extrañas criaturas, lo que más llama la atención son las características orgías sexuales del panel central, donde la lujuria se muestra como la causa de la caída del hombre.

Hay más de mil figuras en total en este tríptico. El trabajo de Bosch tiene una calidad universal, fuera del tiempo y el espacio lo que le permite seguir vigente y haber sido recreado hasta el siglo XX como lo hicieron los Surrealistas.

Se dice que para crear tales fantasías místicas, el pintor se exponía a largos períodos de ayuno y en sus delirios y alucinaciones producidos por la hipoglucemia encontraba su mejor fuente de inspiración.

Anuncios