Etiquetas

, , , , , , ,

Según algunos cronistas españoles, la palabra tabaco viene por haberse descubierto la planta en Tabasco, una de las pequeñas islas Antillas; según otros por descubrirse en el pueblo de Tabasco en México y según otros, el nombre procede del receptáculo donde los indígenas de Brasil y la Florida fumaban una planta llamada cohiboc y petun respectivamente.

El embajador de Francisco II en Portugal, Juan Nicot, mandó en 1559 como regalo especial a Catalina de Médicis, una cantidad de tabaco en polvo, y esto explica los nombres de “Yerba de la Reina” y “Nicotiana” con que en Francia se llamaba al Tabaco. Reimann y Posselt, al descubrir la base fundamental de este vegetal en 1829, le dieron el nombre de su introductor, Nicotina.

El tabaco ha sido (y es actualmente) tenaz y cruelmente perseguido. La
acusación de peligroso veneno, salió de Francia (s. XVI). Fue el primer grito de persecución. Todas las Casas Reales de la época se apresuraron a decretar las medidas coercitivas más rigurosas, amenazando a los adeptos con los castigos más horribles:

  • -La Reina Elisabeta mandó confiscar pipas y tabaqueras, que eran entonces de un valor intrínseco alto.
  • El gran Duque de Moscovia amenazó a los fumadores con la PENA DE MUERTE.
  • El papa Urbano VIII excomulgó a los que tomaban tabaco en la iglesia.
  • Amurat IV de Persia, ordenó que SE CORTASE LA NARIZ al que absorbiese aquella asquerosa droga, lo que era pagar caro el polvo de rapé.
  • Y en Londres se impuso la DECAPITACION al que fumase en pipa.
  • Jacobo I de Inglaterra escribió su “Misocapnos” (Odio al humo) a lo que los Jesuitas publicaron un “Anti-Misocapnos” en defensa del tabaco.
Anuncios