Etiquetas

, , , , , ,

2574109989_9d00ac85baAlgunos animales tienen nombres absurdos, arbitrarios, pero que el ingenio popular se encarga de corregir. Imagine a una fiera llamada “Ursus arctos horribilis”. Peor que el Tiranosaurus Rex ¿verdad?.

Pariente del oso pardo, se diferencia de el sólo por el color de su pelaje y alguna otra característica mínima en su espalda. No es tan horrible como su nombre, sin embargo se trata de un oso amenazado. Protagonista de películas e inocente, como todo animal.
Símbolo de la vida salvaje en Norteamérica, el grizzly tiene una amenaza, que no es tan natural pero muy familiar: el hombre.
El 48 % de ellos muere a causa de humanos. Algunos de ellos son asesinado accidentalmente por cazadores por error. Pero lo más frecuente es que los grizzlies padezcan por alimentos humanos que le resultan “atractivos” como la basura, alimentos para animales domésticos, ganado sacrificado, y las prácticas inadecuadas de camping. Los osos que buscan zonas civilizadas para encontrar estos alimentos se convierten en un peligro mútuo. Algunos se acostumbran a frecuentar los caminos, perdiendo sus habitos alimentarios naturales y pierden el miedo a las personas y a los vehículos.
Lo que es verdaderamente horrible es la degradación paulatina de su ambiente: Históricamente comprendía la península de Kamchatka en Rusia y gran parte de América del Norte desde de los llanos del oeste y California y desde el centro de México el norte hasta Alaska y todo Canadá. Hoy en día, se encuentra en sólo un 2% de su territorio original.
Es el tercer oso más grande del mundo con un promedio de más de 2 metros en posición bípeda, viven más de 40 años y pesan 200 a 400 kilos son los omnívoros más grandes de Norteamérica, peso que consiguen con insectos, vegetales, carroña y todo lo que encuentren, pero su fama proviene de la habilidad de cazar salmones.Tienen vidas solitarias, excepto durante la reproducción, la cría de los cachorros, o cuando se reúnen anualmente en el momento en que los salmones suben contra corriente remontando los ríos para reproducirse y son fáciles de capturar, en especial cuando tratan de superar alguna cascada. La carne y grasa de estos peces es esencial para formar las reservas necesarias para pasar el invierno

Estos osos entran en su madriguera en octubre o noviembre y en los siguientes 5 o 6 meses no consumen agua o alimento, sino que usan su grasa acumulada Tienen la capacidad de comer grandes cantidades de alimentos ricos en grasas y almacenarlas sin sufrir de enfermedades del corazón o problemas de colesterol Es de gran interés para los científicosaveriguar cómo grizzlies logran esto, esa información puede ser útil en la prevención de las enfermedades del corazón humano.
“Ursus arctos horribilis”, un animal enorme, salvaje, hermoso, lo único horrible en él, sería que desapareciera a causa de nuestro descuido.

Anuncios