Etiquetas

, ,

Foto por Joachim S. Müller

Foto por Joachim S. Müller

Estamos muy familiarizados con su imagen. Desde hace milenios aparece su figura estilizada en los jeroglíficos de los antiguos egipcios que admiraban su capacidad de vuelo, su velocidad y fortaleza elevándolo a la categoría de Dios al darle su forma a una de sus principales divinidades: Horus.

Los halcones peregrinos están en todos los continentes excepto la Antártida y migran anualmente salvo aquellos que habitan en las zonas tropicales que son sedentarios.

Todo su cuerpo está diseñado para la velocidad. Sus alas afiladas son ideales para el vuelo batido, su cola corta y la cabeza pequeña le otorgan un control perfecto en el vuelo. Sumado su extraordinaria fuerza, el conjunto le permite desarrollar altísimas velocidades con un gran control y maniobrabilidad. Esto lo convierte en el animal más rápido sobre la tierra, llegando a velocidades cercanas a los doscientos kilómetros por hora en picada (hay quien dice que llega a los 300). Aunque con sus 180 km/h de promedio en una picada normal le alcanza para la mayoría de sus cacerías. Por lo general sus presas no son animales de tierra, prefiere las aves pequeñas a las ataca desde una altura a mucho mayor aprovechando siempre el ángulo muerto del ave y a una velocidad sorprendente acestándole un golpe que aturde a la víctima y muchas veces es suficiente para matarla recogiéndola antes de que caiga al suelo.

Cada ojo del Halcón Peregrino pesa unos 28 gramos, si nuestros ojos estuvieran en la misma proporción, un hombre de 84 kilogramos debiera tener los ojos de 7,5 cm. de diámetro y que pesaran dos kilos. La retina de los ojos de un halcón tiene un poder de resolución de objetos distantes y pequeños dos veces más aguda que la de la retina humana.

En los años 70 casi se extinguen debido a la contaminación con pesticidas, herbicidas y metales pesados como el DDT que afecta en la reproducción de los rapaces ya que reduce la proporción de cal en la cáscara del huevo, haciendo que esta no tenga la consistencia normal y el peso de los propios padres en el periodo de incubación destruya el huevo.

Al abandonar el uso del DDT, el halcón peregrino se ha recuperado notablemente. Algunas ciudades de EE.UU., Canadá y algunos países Europeos, tuvieron éxito en la reintroducción del Halcón Peregrino. El proyecto de reintegrar la especie en la catedral de la ciudad de Colonia (Alemania), fue el que tuvo una mayor difusión.

A la vez que crecía la conciencia por la preservación del hábitat de estas rapaces surgió un efecto secundario, se puso de moda la cetrería. Esta actividad de cazar con rapaces adiestradas, no parece ser peligrosa para el ambiente, pero siempre hay depredadores. Los halcones anidan en depresiones desnudas sobre bordes rocosos o en nidos abandonados de otras especies y allí son capturados cuando aún son polluelos. Esta actividad y el comercio posterior, hizo mermar poblaciones enteras de Europa. Es Halcón Peregrino es el preferido en cetrería por su tamaño y características para la caza y vuelo.

Desde la antigüedad ha sido admirado y hoy lo encontramos en películas como Stuart Little, Jeroglíficos, equipos de la NBA o viejos modelos de Ford. Seguirá migrando y maravillándonos mientras esté lejos de su único peligro: la mano del hombre. Ahora sólo debemos conservar su ambiente y, sobre todo, respetar su libertad.

Anuncios