Etiquetas

, , , , , ,

elefante del zoológico de Buenos Aires

elefante del zoológico de Buenos Aires

La curiosidad lleva a aprender. Internet no deja de sorprenderme. Pensaba escribir un artículo acerca de los elefantes, cosas que sabía y cosas que quería corroborar. Aunque a veces las fuentes son dudosas, hay datos increíbles, noticias fabulosas y cosas que mejor ni verlas. Todo esto me pasó con los elefantes, de lo científico, a lo dramático, todo sorprendente.

Los elefantes llaman la atención siempre. lo primero que atrae es su tamaño: con toneladas son los animales terrestres más grandes y pesados. Luego por su “inteligencia” y memoria. Los estudios siguen confirmándolo, recuerdan caras, voces y sonidos por años. Luego su “sensibilidad”. Sus relaciones sociales son complejas, con jerarquías y fuertes lazos familiares sólo comparables con los cetáceos, los primates superiores y algunos seres humanos.

Yo creía que había sólo dos especies claramente diferenciadas en la actualidad y descubro que están divididas en ocho subespecies:
El elefante africano tiene tres: el de sabana o matorral, el de la selva y el Cartaginés, norafricano o del Atlas.
El elefante asiático tiene cinco: el de Sri Lanka, el indio, el de Sumatra, el malayo y el de Borneo.

Las diferencias entre los africanos y los asiáticos son notables, de hecho descienden de ancestros diferentes: el asiático es del género “Elephas” y el africano del género “Loxodonta”. A simple vista se distinguen por el tamaño, los africanos son mucho más grandes, angulosos y tienen las orejas enormes, mientras que los indios son menores, más redondeados y de orejas chicas. También tienen diferencias internas como en la cantidad de costillas o de dedos. Aunque su inteligencia y memoria son iguales, los africanos son mucho más agresivos y territoriales comparando con la docilidad de los indios. Esto ha llevado a que fueran domesticados desde muy antiguo, siendo capaces de aprender muchos trabajos diferentes. De allí que sean tan usados en los circos y parques de atracciones.
Hace tiempo apareció una noticia que recorrió el mundo. Una elefanta de nombre Hildra, de unos 40 años, recorría México con el circo, en un pueblo de la escala, encontró una salida y luego de muchos años de cautiverio se escapó. Una historia conmovedora, sólo por un pequeño detalle, en su huida, y sin saber que otro camino tomar, subió a la autopista, minutos después en plena noche, un ómnibus chocó de frente con ella. También murió el chofer, hombre honesto y trabajador, quedando su familia arruinada.
Esta noticia reavivó una gran polémica sobre el trabajo de estos animales en los circos. Recordemos que los elefantes son muy inteligentes y memoriosos, no es simple “convencerlos” de realizar complejos actos sólo por una ración de maní. Así que para conseguirlo deben doblegar su dignidad, ya imaginarás el método, casi nunca es por las buenas.
Son animales asombrosos, por su peso, son los únicos mamíferos que no pueden saltar y que tienen el período de gestación más largo, ¡22 meses, casi dos años de embarazo! Claro, los bebés pesan unos 115 kilos al nacer.
Producen un sonido muy característico, el berrido del elefante se denomina “barrito” del verbo “barritar”, que ellos pueden oír a más de 18 kilómetros de distancia. Pero si se trata de palabras extrañas, me parece que “probóscide” suena mucho mejor que “trompa”.
He aprendido mucho escribiendo este artículo. Y visto cosas que no hubiese querido ver, así que como colofón quiero terminar con una buena noticia, que dan ganas de insistir en esto de alentar al cuidado de la naturaleza: Fruto del esfuerzo, de las campañas de conservación y los gobiernos de los países donde habitan, la población de elefantes africanos está aumentando en los últimos 10 años y se duplica cada año desde 2003.
Significa que es posible y que depende de lo que hacemos cada día, si compramos o no artículos de marfil o si llevamos o no a nuestros hijos al circo.

Artículo sobreTomás López Durán, el chofer y su destino fatal con Hildra:http://www.eluniversal.com.mx/notas/540557.html
No quisiera que vean esto. Es la vida de un elefante de circo, el que se anime, es su decisión :http://www.zappinternet.com/video/DuDqZirKey/Cruel-elephant-taming—Domando-elefantes-la-trastienda-del-circo

Anuncios