Etiquetas

, , ,

Wright The Ghost-A Christmas Frolic 1814-locHace más de 20 años, el físico Donald A. Wright publicó en “The Worm Runner’s Digest” un artículo muy interesante acerca de los fantasmas y su naturaleza.
Wright, hizo un minucioso análisis de las propiedades físicas que debería tener un fantasma para existir, partiendo de la base de sus habilidades y limitaciones como su capacidad para atravesar paredes y la tendencia a permanecer confinados en castillos oscuros o sitios fríos.

Apoyándose en los principios físicos de la mecánica cuántica y calculando el peso y la densidad necesarios para cumplir con las características típicas de un fantasma, llegó a sorprendentes conclusiones:

  • Son tan livianos que la única manera de observarlos es con muy poca iluminación, ya que todo objeto iluminado recibe una presión por parte de la luz, alumbrarlo con una simple linterna arrojaría al fantasma inmediatamente fuera de nuestra vista. Esto coincide con los testimonios y explica por qué les gusta tanto la oscuridad.
  • Para atravesar las paredes de los castillos, la masa de un fantasma debe ser minúscula, muchísimo menor que la de un solo electrón (un billonésimo de billonésimo de millonésimo de gramo). Se necesita una cantidad de energía ínfima para acelerarlo a velocidades cercanas a la de la luz. Una palabra cerca de el, alcanzaría para enviarlo fuera del sistema solar en pocas horas.
  • Además, bastaría una temperatura cercana a los 20 grados centígrados para que el fantasma alcance velocidades hasta del 70% de la de la luz. De hecho, muy pocos fantasmas podrían ser vistos a temperaturas superiores a los 273 grados centígrados bajo cero.
Anuncios