Etiquetas

, , , , ,

Tea_leaves_steeping_in_a_zhong_čaj_05-1Cuentan que un día del año 2737 aC cuando el Emperador chino Shen Nung estaba descansando junto a un árbol de té silvestre, una ligera brisa agitó las ramas con tan buena fortuna que algunas hojas fueron a caer en el agua que estaba hirviendo. La infusión resultante le pareció deliciosamente refrescante y reconstituyente, y así fue como descubrió el té.

El  es una infusión de las hojas y brotes de la planta del té: Camellia sinensis (sinensis significa “de la China).

La costumbre de beber té aparece en la China hacia el 2500 a. C. El té entró en contacto con los europeos por primera vez en la India, cuando los portugueses llegaron a ella en 1497, ya que en la India el uso del té estaba muy extendido. El primer cargamento de té llegó a Ámsterdam (Holanda) en 1610, por iniciativa de la Compañía Neerlandesa de las Indias Orientales.

El nombre de esta infusión en el dialecto amoy del sudeste de China era t’e; de allí pasó al malayo teh de donde lo escucharon los holandeses y transformaron en su thee al introducirlo en Europa. Así es como llegó al inglés tea, al francés thé, al sueco te y al alemán Tee.
495px-Camellia_sinensis_-_Köhler–s_Medizinal-Pflanzen-025Sin embargo, también en China pero en mandarín el té se llamaba c’a, llegó al portugués como chá como que se mantiene hasta hoy en ese idioma. También pasó al castellano como cha, según documentos de 1610. Pero bajo el influjo de las principales lenguas europeas de esa época, los españoles acabaron por incorporar la forma , tal y como aparece en la primera edición del Diccionario de la Real Academia de 1739, junto con el afrancesado the. Recién en la edición de 1832 el nombre de esta bebida adquirió el acento diacrítico que hasta hoy lo diferencia del pronombre personal átono: te.

El consumo de té (especialmente verde) es benéfico para la salud por contener antioxidantes, flavanoles, flavonoides, catequinos y polifenoles. Debido a sus catequinos, el té tiene propiedades anti-inflamatorias y neuroprotectoras; puede ayudar en la regulación del apetito y por su afinidad con los receptores canabinoides puede disminuir el dolor y la naúsea, sirviendo también como calmante.

El té contiene L-teanina sustancia relacionada con un estado mental calmado en humanos. Un estado similar al que se encuentra entre los practicantes de meditación.

Anuncios