Etiquetas

,

pochoclo

El pochoclo (déjenme expresar en argentino que es como mejor me sale) es un aperitivo hecho a base de una variedad especial de maíz: pisingallo.

Cuando se habla de grandes transformaciones todos hablan de mariposas y crisálidas, pero… el milagro del pochoclo es verdaderamente asombroso, propio de la magia. ¿Por qué ocurre? 

Odio los chistes explicados o que me cuenten el truco del mago, pero ahí va:

Ocurre con los granos de los cereales, cada grano contiene una cierta cantidad de agua, la humedad en su endospermo (núcleo de 90% de almidón). La corteza externa o pericarpio, es muy gruesa e impermeable.

Cuando el grano es calentado por encima del punto de ebullición del agua (100 °C), hasta los 175 °C, empieza a convertirse en vapor generando presiones internas de hasta unas ¡9 atmósferas!.

En los granos del maíz para pochoclo, el vapor no puede escapar debido a lo grueso del pericarpio que lo mantiene sellado. La presión interna llega a tal punto que la corteza no puede contenerla y ocurre una pequeña explosión (pop!). La fuerza de esta explosión voltea al grano desde adentro hacia fuera. Pero lo más importante es que, debido a que la humedad se encontraba distribuida uniformemente dentro del núcleo almidonado, la expansión repentina de la explosión convierte el endosperma en una especie de espuma, la cual le da al pochoclo esa textura única y esponjosa.

Tiene tantos nombres como países donde se consume:

  • palomitas de maíz
  • millo
  • rositas de maíz
  • pochoclo
  • pururú
  • pop corn
  • canchita
  • canguil
  • pororó
  • cotufas
  • gallitos
  • poporopos
  • crispetas
  • maíz pira
  • chivitas
  • cabritas de maíz
  • maíz tote
  • pipocas
  • rosetas
  • rosas
  • roscas
  • tostones
  • cocaleca
  • flores…
Anuncios