Etiquetas

, ,

El ámbar es conocido desde siempre, pero fueron los griegos (que lo llamaban ἤλεκτρον – elektrón) los que le dieron un futuro mas trascendente.

Aristóteles descubrió que estas extrañas piedras amarillas son en realidad resina fosilizada de los árboles. Actualmente se pudo comprobar que el ámbar tiene una antigüedad que oscila entre 25 y 15 millones de años.

Es muy frecuente que en su interior se encuentren insectos y restos de plantas fosilizados (más allá de Jurassic Park).

Fue alrededor del 600 a. C. cuando el filósofo griego Tales de Mileto descubrió que si frotaba un trozo de ámbar, en griego élektron, este cuerpo adquiría la propiedad de atraer pequeños objetos (estática).

Es así como se descubrió la primera manifestación de la electricidad y por el ámbar, lleva su nombre.

Anuncios