Etiquetas

, ,

Foto: Wikipedia

Foto: Wikipedia

Enseñando física en 1927, Thomas Parnell se puso como objetivo demostrarles a los estudiantes que existen líquidos altamente viscosos (entre ellos el vidrio) con apariencia sólida. Aquel sería el inicio del experimento más largo del mundo y que aún sigue en marcha.

El físico y profesor británico puso brea en un embudo de vidrio, para así comprobar que este material podía poseer cualidades extraordinarias. Calentó este producto y lo vertió en el embudo, para ver a qué velocidad goteaba.

Desde 1927 sólo cayeron ocho gotas. En 1938 la primera y las siguientes en 1947, 1954, 1962, 1970, 1979, 1988 y 2000.

Foto: Wikipedia

Foto: Wikipedia

Al fallecer Parnell otro profesor de la universidad australiana de Queensland, John Mainstone, tomó el el trabajo de custodiar el embudo situado en el vestíbulo de la Facultad de Física y Matemáticas. Está considerada como la observación científica más extensa y además del récord Guinness, en octubre del 2005, John Mainstone y Thomas Parnell fueron premiados con “Ig Nobel” de física, (una parodia del Premio Nobel), por este experimento.

La novena gota está a punto de caer y el todo mundo quiere presenciar el evento, por ello junto al experimento, hay una cámara que graba minuto a minuto el lento pero constante avance de la brea. Hasta ahora, nadie ha sido testigo de la caída de una gota y novena está a punto de caer. El experimento es vigilado por una webcam: http://pitchdrop.physics.uq.edu.au:8081/flash.html

http://en.wikipedia.org/wiki/Pitch_drop_experiment

 

 

Anuncios