Etiquetas

,

Nobleza obliga, me equivoqué: El 12 de junio de 1999 publiqué en el QuéCurioso el siguiente dato:

“Dicen los que saben, que en una losa sepulcral romana, aparecía una inscripción que decía: CARO DATA VERMIBUS. (Carne entregada a los gusanos). Con el tiempo y la erosión las letras se fueron borrando y solo se podía leer: CA… DA… VER… Y es así como nació esa palabra que define a un cuerpo muerto.”

Había tomado el dato de un diccionario etimológico que tenía en casa… y fue replicado en internet hasta el hartazgo (aquí, aquí, aquíaquíaquí, aquí, aquíaquíaquí, aquí, aquíaquíaquí, aquí, aquíaquíaquí, aquí, aquíaquíaquí, aquí o aquí, por mostrar unos ejemplos), hasta en la mismísima Wikipedia aparece. Aunque en aquellos tiempos pre-google yo no había podido chequear ni corroborar la versión, sí había tomado mis recaudos con aquel “Dicen los que saben” que algunos copiaron “tal cual” como este.

Luego de todos estos años nadie ha demostrado la veracidad de esa hipótesis etimológica, ni aparece pon ninguna parte ninguna lápida romana (hay miles) con esa incripción.

Esta versión, admitamos, era más divertita, pero tendremos que conformarnos con la versión oficial: Del latín cadāver que significa… cadáver cuya raíz es el verbo cadere, que significa caer que también es el origen de las palabras cadencia, decadencia y, como aquel dato: caduco.

Anuncios